Estadísticas del Sida

De Tradupedia
Ir a la navegación Ir a la búsqueda

El SIDA


A fines de 2007 el Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre VIH/SIDA (ONUSIDA) estimó que de los 30,8 millones de adultos que viven con VIH en todo el mundo, cerca de la mitad son mujeres1. Se sugiere que el 98 por ciento de estas mujeres viven en países desarrollados2.

Biológicamente, las mujeres tienen dos veces más probabilidades de infectarse con VIH por coito heterosexual sin protección que los hombres.3. Las mujeres también tienen menos probabilidades de poder negociar el uso de condón y tienen más probabilidades de ser sometidas a sexo sin consenso. Juntas, estas cuestiones aumentan el riesgo de una mujer de ser infectada con VIH por transmisión heterosexual.

Además de los infectados con VIH, millones de mujeres han sido afectadas indirectamente por la epidemia de VIH/SIDA. El papel de la maternidad de las mujeres significa que tienen que enfrentarse con cuestiones como la transmisión madre-hijo del VIH. La responsabilidad de cuidar pacientes o huérfanos con SIDA es también una cuestión que tiene un mayor efecto en las mujeres.


El VIH y las mujeres en todo el mundo

El porcentaje de mujeres que viven con VIH/SIDA varía significativamente entre diferentes regiones del mundo. En zonas como Europa y Oceanía, las mujeres dan cuenta de un porcentaje relativamente bajo de personas infectadas con VIH. Sin embargo, en regiones como el África sub-sahariana y el Caribe, el porcentaje es significativamente más alto.


África sub-sahariana foto


Una mujer VIH positivo en Joza

En 1985 en África sub-sahariana había tantos hombres infectados con VIH como mujeres. Sin embargo, como el índice de infección ha aumentado con los años, la cantidad de mujeres que viven con VIH/SIDA ha sobrepasado y permanecido más alto que la de hombres infectados. En 2007, había aproximadamente 12 millones de mujeres viviendo con VIH/SIDA, comparadas con cerca de 8.3 millones de hombres. ONUSIDA ha estimado que alrededor de tres cuartos de las mujeres con VIH en el mundo viven en África sub-sahariana4. África sub-sahariana es una región del mundo donde la mayoría de la transmisión de VIH ocurre durante el contacto heterosexual. Como las mujeres tienen dos veces más probabilidades que los hombres de adquirir VIH de una pareja infectada durante el coito heterosexual sin protección5, las mujeres están desproporcionadamente infectadas en esta región.


El Caribe

El Caribe también ha visto un alarmante incremento en la cantidad de mujeres infectadas con VIH, y otra vez el modo principal de transmisión es por sexo heterosexual. Las jóvenes tienen aproximadamente 2,5 veces más probabilidades de ser infectadas con VIH que los jóvenes6.

El sexo comercial ha sido identificado como uno de los factores clave en la epidemia de VIH del Caribe. Un estudio de prevalencia de VIH entre trabajadoras del sexo en Georgetown, Guyana, mostró que un número muy alto - 30,6 por ciento - estaban infectadas con VIH 7.

Con frecuencia, se cree que las trabajadoras del sexo están en mayor riesgo de exposición al VIH ya que a menudo no están en posición de insistir que sus clientes usen condones. De forma inquietante, se ha reportado que los hombres incluso pagan más dinero por sexo sin protección con una trabajadora del sexo 8. Esto significa que las trabajadoras del sexo no sólo están en riesgo de infectarse con VIH, sino que si ya están infectadas, pueden pasar el virus a sus clientes.

En años recientes, algunos países han documentado una disminución en el índice de nuevas infecciones con VIH entre las trabajadoras del sexo. En Haití, por ejemplo, la prevalencia de VIH entre las trabajadoras del sexo que asistían a un centro de asesoramiento y análisis de VIH voluntario subió de 50 por ciento en 1985 a 63 por ciento en 1987 9. Luego bajó al 22 por ciento en 1999 y 2003. Esta disminución ha sido atribuida a una mejor educación y conocimiento sobre prevención del VIH. América En Estados Unidos, las afroamericanas y las hispánicas representan el 80 por ciento de los casos de SIDA, aunque representan menos de un cuarto de todas las mujeres. Los Centros para Control y Prevención de Enfermedades (CDC en inglés) estiman que en Estados Unidos, la cantidad de nuevas infectadas de VIH está en aumento. En 2001, había unos 101.398 mujeres adultas o adolescentes viviendo con VIH/SIDA 10. Para 2005, esta cantidad había aumentado a 126.964.

La principal forma en que las mujeres se infectan con VIH en Estados Unidos es por sexo heterosexual. Este modo de transmisión representa aproximadamente el 72 por ciento de infecciones de VIH de mujeres. La otra principal ruta de transmisión entre mujeres es el uso de drogas inyectables, que representa el 26 por ciento de infecciones de VIH. En Estados Unidos, las afroamericanas y las hispánicas representan el 80 por ciento de los casos de SIDA, aunque representan menos de un cuarto de todas las mujeres 11. En general, en los países industrializados, la epidemia ha tenido un efecto desproporcionado en las mujeres de los sectores marginados de la población, como minoridades étnicas, inmigrantes y refugiados.

En Latinoamérica, cerca del 30 por ciento de los adultos que viven con VIH/SIDA son mujeres 12. La epidemia comenzó ante todo entre las trabajadoras del sexo y entre los hombres que tienen sexo con hombres, pero en años recientes se ha diseminado a la población general. Ahora, se cree que en algunos países de Sudamérica, el sexo heterosexual representa la gran mayoría de la transmisión de VIH.


Asia

ONUSIDA estima que alrededor de 4,8 millones de adultos viven con VIH en Asia, aproximadamente el 35 por ciento de las cuales son mujeres 13. La cantidad de mujeres que viven con VIH/SIDA varía mucho entre los diferentes países, y en lugares muy afectados por la epidemia, como India, las cantidades varían entre los diferentes estados.


Se estima que la cantidad de adultos que viven con VIH/SIDA en India es 2,4 millones. Según la Organización Nacional de Control de SIDA (NACO en inglés), las mujeres representan el 39,3 por ciento de éstos 14. Como la transmisión en su mayor parte es por contacto heterosexual, el índice de infección para las mujeres está aumentando. Algunos estudios han sugerido que el 85 por ciento de las mujeres en India fueron infectadas por sexo heterosexual, y cerca del 90 por ciento dijo que habían tenido sólo una pareja sexual, usualmente el esposo15. La vulnerabilidad de las mujeres a la infección de VIH en India ha sido atribuida a su bajo status económico y social.


En países como Indonesia, Vietnam y Pakistán, la transmisión de VIH en su mayor parte es por el uso de drogas inyectables. No sólo las usuarias de drogas inyectables (DAI) están en alto riesgo de contraer VIH sino que también un creciente número de mujeres se infectan con VIH por parejas de DAI masculinos.


¿Cómo afecta la epidemia de VIH/SIDA a las mujeres?

Responsabilidad en el cuidado

foto

Una joven con SIDA es consolada por su hermana En zonas con pocas instalaciones de atención paliativa, cuando una persona se enferma de SIDA la atención normalmente es responsabilidad de una mujer. En 2004 en Vietnam, por ejemplo, el 75 por ciento de todos los que cuidan personas que viven con VIH/SIDA eran mujeres 16. Esta atención normalmente se da además de muchas otras tareas que las mujeres realizan dentro de la casa, como cocinar, limpiar, y cuidar a los niños y a los ancianos. Cuidar a padres, hijos o maridos enfermos no es pago y puede aumentar la cantidad de trabajo de una persona por hasta un tercio 17. Las mujeres a menudo se esfuerzan por traer un ingreso mientras proporcionan atención y por lo tanto muchas familias afectadas por el SIDA sufren de creciente pobreza. En algunas zonas del África sub-sahariana donde el sustento de una familia depende de cultivar y mantener granos, la muerte de granjeros puede llevar a la hambruna 18. La epidemia de VIH/SIDA también afecta a muchachas y a mujeres mayores. A menudo en los hogares donde tanto el esposo como la mujer están enfermos de SIDA, normalmente las muchachas son las que los cuidan, incluso si esto significa tener que perder la escolaridad. Si los dos padres mueren entonces tienden a ser las abuelas, tías o primas quienes luego cuidan a los huérfanos del SIDA.

Mujeres y niños

foto

Una mujer VIH positivo y su bebé con un co-blister de medicación antirretroviral La transmisión madre-hijo (TMH) es un problema que afecta directamente a las mujeres y al mismo tiempo aumenta la diseminación de VIH. TMH ocurre cuando una mujer VIH positivo pasa el virus a su bebé durante el embarazo, trabajo de parto o alumbramiento, o amamantando. ONUSIDA dicen que a fines de 2007 había estimados 2 millones de niños (menos de 15 años) viviendo con VIH, la mayoría infectados por sus madres 19. Una gran cantidad de estos niños no vivirán hasta las adultez. Aunque existen medicamentos que pueden reducir las posibilidades de que un niño adquiera el VIH de la madre de aproximadamente el 40% a menos del 2%, no están disponibles en muchas partes del mundo. En años recientes, las empresas farmacéuticas han reducido significativamente el precio de los medicamentos como la nevirapina y AZT, que ayudan a prevenir la TMH en los países en vías de desarrollo. Sin embargo, debido a recursos humanos limitados y pobres infraestructuras, muchas mujeres todavía no reciben estos medicamentos.


Diferencias médicas

Hombres y mujeres tienden a sufrir de muy similares enfermedades y síntomas relacionados con el SIDA. Sin embargo, hay algunas diferencias entre hombres y mujeres con relación a las infecciones oportunistas y al tratamiento de drogas antirretrovirales. Las mujeres pueden sufrir de diferentes infecciones oportunistas, como la enfermedad pélvica inflamatoria (EPI) severa, infecciones de hongos vaginales recurrentes y cambios cancerosos en el cuello del útero. Por otro lado, los hombres tienen más probabilidades que las mujeres de desarrollar un cáncer de piel llamado sarcoma de Kaposi. Se ha sugerido que los efectos secundarios de algunas drogas antirretrovirales pueden ser diferentes entre hombres y mujeres. La nevirapina es una droga antirretroviral que se usa para la prevención de la transmisión madre-hijo del VIH. También puede usarse como terapia de combinación para el tratamiento de VIH/SIDA. Sin embargo, la nevirapina a veces puede causar algunos efectos secundarios extremos, como erupción cutánea y toxicidad hepática clínica, que en algunos casos puede hacer peligrar la vida. La investigación ha indicado que estos efectos secundarios son algo más comunes entre las mujeres 20. Muchos estudios han reportado que las mujeres con VIH positivo experimentan cambios en los patrones menstruales. La amenorrea, donde las mujeres sufren la pérdida del periodo completamente, es el cambio más común reportado entre las mujeres con VIH positivo. Otros problemas menstruales incluyen periodos irregulares, periodos perdidos, sangrado anormal y más casos extremos de síndrome premenstrual (SPM).


¿Por qué es difícil para las mujeres protegerse de una infección de VIH?

Desigualdades dentro de la familia En algunas sociedades, las mujeres tienen pocos derechos dentro de las relaciones sexuales y la familia. A menudo los hombres toman la mayoría de las decisiones, como con quién se casan y si el hombre tendrá más de una pareja sexual. Este desequilibrio de poder significa que puede ser más difícil para las mujeres protegerse de ser infectadas con VIH. Por ejemplo, una mujer puede no ser capaz de insistir en el uso de condones si su marido es el que toma las decisiones. El matrimonio no siempre protege a una mujer de infectarse con VIH. Muchas nuevas infecciones ocurren dentro del matrimonio o relaciones de larga duración como resultado de parejas infieles. En numerosas sociedades, un hombre que tiene más de una pareja sexual está visto como la norma.


"Señoras sólo porque estén casadas no significa nada. Yo de hecho creía que estaba segura y estaba enferma" - Renita

Un estudio de 400 mujeres que asistieron a un clínica de ITS en Pune, India mostró que: • 25 por ciento estaban infectadas con ITS, • 14 por ciento eran VIH positivo, • 93 por ciento de estas mujeres estaban casadas, • y 91 por ciento no había tenido sexo con nadie más que con sus maridos21.

"Conocí a este hombre maravilloso en 1996 de quien me enamoré y fuimos muy felices juntos"¦ Luego empezó a engañarme con distintas mujeres. La excusa que daba era que se sentía solo y yo era la causa de su engaño porque me había rehusado a mudarme con él. Yo lo perdonaba todas las veces y lo aceptaba cada vez que se disculpaba. Ojalá no lo hubiese hecho"¦. Yo había visto signos de que no todo estaba bien en él por un tiempo"¦ Él había perdido cerca de 10kgs. Fui a ver a un médico que ordenó un análisis de VIH. Dio positivo y yo sentí como si todo el mundo se desplomara" - Koki, vive en Kenya


Violencia contra las mujeres

Las mujeres que son víctimas de violencia sexual están en mayor riesgo de estar expuestas al VIH. La falta de uso de condón y la naturaleza obligatoria de la violación significa que las mujeres inmediatamente son más vulnerables a una infección de VIH. Un estudio de 1.366 mujeres sudafricanas concluyó que las mujeres que eran golpeadas o dominadas por sus parejas tenían muchas más probabilidades de infectarse con VIH que las mujeres que no lo eran 22.


"Soy una mujer heterosexual de 31 años que contrajo SIDA como resultado de una violación. Reprimí los sucesos que rodeaban el ataque hasta que me sometí a hipnoterapia... Habían pasado casi dos años desde la violación y yo era VIH positivo sin saberlo" - Enya En los países donde abundan los conflictos armados, ha habido informes de que se usa la violación como un 'instrumento de guerra'. Amnesty International informó que entre 1999 y 2000 en todos los conflictos armados que investigaron, se informó de tortura a mujeres23. En algunos casos, las mujeres han sido intencionalmente infectadas con VIH, con el objetivo de causar una 'muerte lenta' 24.


Derechos de herencia y propiedad de las mujeres

En muchos países de todo el mundo, las mujeres no tienen los mismos derechos de propiedad que los hombres. Especialmente en África sub-sahariana, la propiedad es típicamente posesión de los hombres y incluso cuando se casen, aún así las mujeres no tienen tantos derechos de propiedad como sus maridos. Los derechos de herencia son igual de discriminatorios, como cuando muere el marido, la propiedad de éste a menudo va a su lado de la familia y no a su esposa.

La negación de los derechos de herencia y propiedad de una mujer pueden aumentar su vulnerabilidad al VIH. No poder ser dueña de propiedades significa que las mujeres tienen una estabilidad económica limitada. Esto puede llevar a un riesgo mayor de explotación y violencia sexual, ya que las mujeres pueden tener que soportar relaciones abusivas o recurrir al trabajo sexual informal para sobrevivir económicamente 25.


¿Qué necesita cambiar?

Cómo prevenir la infección de VIH Hay numerosas cuestiones que necesitan ser atendidas para prevenir la diseminación de la infección de VIH. Las siguientes son relativamente nuevas tecnologías preventivas que podrían beneficiar directamente a las mujeres.

• El condón femenino es el único método de prevención de VIH iniciado por mujeres disponible en la actualidad. Estos condones pueden ayudar potencialmente a las mujeres a protegerse de ser infectadas con VIH si se usan correcta y regularmente. Sin embargo, aunque los condones femeninos permiten a la pareja compartir la responsabilidad de usar condón, aún requiere algún grado de cooperación masculina.

• La profilaxis post-exposición es un tratamiento de drogas antirretrovirales que se cree que disminuye las posibilidades de infección de VIH después de la exposición al VIH. Este tratamiento podría beneficiar potencialmente a las mujeres que han sido violadas, si se comienza dentro de las 72 horas de exposición. En muchos países con altos niveles de violencia sexual contra las mujeres y alta prevalencia de VIH, este tratamiento no está siempre disponible libremente para las mujeres.

• Hay planes en proceso para desarrollar un microbicida - un gel o crema que podría aplicarse vaginalmente sin que siquiera sepa la pareja y que prevendría la infección de VIH. Se han realizado ensayos durante varios años, pero aún no existe un microbicida que realmente funcione.

Sin embargo, proteger a las mujeres del VIH no es solamente responsabilidad de las mujeres. La mayoría de las mujeres con VIH fueron infectadas por sexo sin protección con un hombre infectado. Prevenir la transmisión es responsabilidad de ambos en la pareja y los hombres deben tener el mismo papel en esto.

"Me gustaría decirles a todas las mujeres que se cuiden y que sepan que necesitan entender que los hombres no se consideran responsables por sus acciones especialmente cuando se trata del sexo" - Chan, se infectó con VIH a los 19 años


Cómo promover y proteger los derechos humanos de las mujeres

foto

Un póster sudafricano exigiendo el fin de la violencia contra las mujeres "'Ella murió después de pasar su VIH al esposo'. Ésta es una oración que se repite con frecuencia en Zimbabwe. Los ecos pueden oírse en los hogares, en los lugares de trabajo y en los cementerios, a veces con estridencia, a veces en un susurro apagado. El tono, sin embargo, es siempre acusatorio"¦El corolario a esta afirmación, es decir 'Él murió después de pasar el VIH a su esposa', rara vez se oye" - Madhu Bala Nath 26.


En muchas partes del mundo existen serias desigualdades entre mujeres y hombres en todos los aspectos de la vida desde oportunidades de empleo y disponibilidad de educación, a desigualdades de poder dentro de las relaciones. Estos roles de género pueden confinar a las mujeres a posiciones donde les falta la fuerza para protegerse a sí mismas de la infección de VIH.


Como respuesta, organizaciones de desarrollo internacional han comenzado a centrarse en los derechos de la mujer. Como muchas de las desigualdades que enfrentan las mujeres les niegan sus derechos humanos básicos, se cree que promover estos derechos mejorará su status dentro de la sociedad y ayudará a protegerlas contra el riesgo de infección de VIH. Aumentar la educación y la conciencia


La educación es uno de los instrumentos más eficaces para prevenir infecciones de VIH. Una estimación de la Campaña Mundial para la Educación sugiere que si cada niño o niña recibiera una educación primaria completa, cerca de 700.000 nuevas infecciones de VIH en jóvenes adultos podrían prevenirse cada año 27.


La educación es particularmente importante para proteger a las muchachas contra la infección de VIH. La escuela puede enseñar métodos vitales de prevención de VIH, como el uso de condón, tener menos parejas sexuales, y la importancia de una mayor comunicación sobre prevención de VIH entre las parejas. Además, las muchachas que asisten a la escuela con frecuencia tienen más probabilidades de poder tomar decisiones sobre su vida sexual, son más independientes, y tienen más probabilidades de ganar un ingreso mayor en el futuro 28. Estos son todos factores que pueden disminuir potencialmente el riesgo de que una mujer se infecte con el VIH.


Aumentar la educación sobre VIH/SIDA también puede ayudar a reducir el estigma que enfrentan las personas que viven con VIH/SIDA. Erradicar el estigma es importante en la lucha contra el VIH/SIDA porque el estigma puede aumentar la vulnerabilidad de un grupo que ya puede tener un riesgo mayor de infección de VIH. Las trabajadoras del sexo, por ejemplo, en muchos países aún son tan mal vistas socialmente como penalizadas. Es muy difícil que estas mujeres accedan a los servicios de salud profesionales que necesitan para mantenerse sanas si se arriesgan a un arresto o castigo cuando se conoce su profesión.


Mujeres VIH positivo

El SIDA ha afectado a millones de mujeres en todo el mundo. Elizabeth Glaser, Gugu Dlamini y Rebekka Armstrong son algunas de las muchas mujeres que se han hecho públicamente conocidas por sus historias personales en la lucha contra el VIH/SIDA.


Elizabeth Glaser

En 1981, Elizabeth Glaser se infectó con VIH por una transfusión de sangre mientras daba a luz a su hija, Ariel. En una época en que poco se sabía sobre el virus, Elizabeth sin saberlo le pasó el virus a Ariel dándole el pecho, y luego a su hijo Jake durante el embarazo.

Cuando Elizabeth y su esposo, el actor y director Paul Michael Glaser, intentaron conseguir tratamiento para Ariel, descubrieron que los únicos medicamentos disponibles eran para adultos. Las empresas farmacéuticas y las agencias de salud no sabían que el VIH/SIDA era frecuente entre los niños 29. Ariel murió de SIDA en 1988.

Elizabeth decidió ayudar a otros niños con VIH/SIDA y, con dos amigas, estableció la Pediatric AIDS Foundation (Fundación Pediátrica contra el SIDA). La Fundación ha ayudado a recaudar fondos para la investigación de VIH/SIDA básica y se ha dedicado a apoyar programas de prevención y tratamiento.

En 1994, Elizabeth falleció de enfermedades relacionadas con el SIDA y la fundación se renombró Elizabeth Glaser Pediatric AIDS Foundation (Fundación Pediátrica contra el SIDA Elizabeth Glaser). Hoy en día, la fundación continúa su trabajo influyente en todo el mundo.

Gugu Dlamini foto


Monumento conmemorativo a Gugu Dlamini en Sudáfrica

Nacida en 1962, Gugu Dlamini vivió en una ciudad de la provincia oriental de KwaZulu-Natal en Sudáfrica. Era voluntaria de trabajo de campo para la Asociación Nacional de Personas que Viven con VIH/SIDA. En el Día Mundial del SIDA en 1998 Gugu reveló por radio y televisión que era VIH positivo. Fue un valiente intento para ayudar a reducir el estigma y la discriminación que enfrentan las personas VIH positivo.


Unas semanas después, los vecinos de Gugu la mataron a golpes. Acusaron a Gugu de "avergonzar" a su comunidad al revelar su estado de VIH.

El ataque resaltó el grado de estigmatización y rechazo a las personas VIH positivo y provocó indignación en todo el mundo. Consecuentemente, las personas que podían haber estado pensando en revelar su status de VIH positivo lo reconsideraron.


En todo el mundo hoy día, muchas personas que viven con VIH/SIDA aún enfrentan una violenta discriminación por su estado 30. En general, se cree que esto es resultado de una baja conciencia pública con respecto al VIH y al SIDA. Por lo tanto, la educación y la conciencia pública son cruciales para prevenir cualquier otro horrible ataque.


Rebekka Armstrong

Rebekka Armstrong creció en un pueblo del desierto, tres horas al norte de Los Ángeles en los Estados Unidos. A los 18, se mudó a LA y consiguió un trabajo como modelo de trajes de baño y lencería. En 1986, fue Miss Septiembre de Playboy. A los 22, después de sufrir cansancio extremo, Rebekka se hizo una revisión de salud rutinaria, en la cual se hizo un análisis de VIH. Para gran sorpresa suya, dio positivo.


Rebekka aún no está 100 por ciento segura de cómo se infectó, pero sospecha que fue resultado de sexo sin protección a la edad de 16 o una transfusión de sangre. Rebekka se las arregló para mantener en secreto su estado de VIH durante cinco años.


"El secreto me comía viva. Y todas las mentiras que había dicho para encubrir el secreto se habían salido de control. No podía seguir con todas. Esta vida parecía inútil, y ciertamente yo no tenía lugar en ella. De hecho, la odiaba. Odiaba lo que tenía que vivir.


Odiaba ver a mis amigos caer como moscas, uno por uno. Odiaba ver el dolor en los rostros de los que me querían. Me odiaba a mí misma. ¡Deseaba que el virus levantara en alto su fea cabeza y siguiera su curso! Cuando eso no sucedió, tomé la decisión de tomar mi propia vida. Pensé en mis opciones y esa parecía como la única que funcionaría. Mi plan era matarme antes de que el virus lo hiciera" - Rebekka Armstrong31


Después de un intento de suicidio, Rebekka fue a un seminario para mujeres VIH positivo, que cambió su vida. En 1994, anunció en una revista para lesbianas y gay de Estados Unidos que ella vivía con VIH.

Desde entonces, Rebekka se ha dedicado a aumentar la conciencia sobre el SIDA. Ha recorrido todo Estados Unidos, educando sobre prevención de VIH y sexo seguro y sobre la realidad de vivir con VIH/SIDA.

avert.org